Cuando el alma se encuentra con un plan de negocios: The Art of Giving

Estándar

head-rightEn The Art of Giving, Bronfman y Salomon abordan el mundo de las donaciones en Estados Unidos con buenas recomendaciones sobre cómo establecer un plan de negocios para mejorar el desarrollo de fondos de una organización social.

Comparto con ustedes un interesante distingo de tipos de donantes:

  • El no donante: 30% del público americano. Considera que hace lo suficiente al pagar sus impuestos.
  • El donante pasivo: es aquel que manda un cheque o dona por medio de Internet pero no está comprometido con la causa.
  • El donante reacio: es el que desconfía que su dinero llegue efectivamente a la causa. Tiene múltiples razones para no dar dinero, entre ellos suele mencionar: los salarios de los ejecutivos de la organización; el costo administrativo, el tipo de servicio que la organización brinda y su visión  sobre la filantropía “sólo se trata de ego”. Son personas que buscan garantías todo el tiempo.
  • El donante social: es aquel que entiende a la filantropia como parte de su vida social. Es mantenerse en un mismo grupo. Sobre todo es una cuestión de pertenencia.
  • El donante casual: la donación puede ser sustancial pero no hay estrategia o compromiso detrás de la misma. Se basa en un gusto o conveniencia momentánea.
  • El donante auto-promocionado: lo utiliza como parte de su estrategia personal para crecer.  No por esto tiene que ser malo pero está centrado en aquello que la organización puede darle.
  • El donante estratégico: al contrario del auto-promocionado, la causa está puesta en primer lugar. Toma tiempo para reclutar a otros.
  • El emprendedor social: es quien crea la organización. No contribuye sólo con dinero. Dona tiempo, energía, creatividad, pasión, conexiones. Todo lo que sea necesario para generar el cambio. La organización es su “hijo”, su creación; puede caerse en una mentalidad individualista en donde nadie salvo el creador sepa qué es lo que la organización  necesita.

Algunas consideraciones sobre los donantes:

  • Suelen creer que su visión para los negocios puede traducirse directamente al mundo social.
  • Generalmente los emprendedores de negocios piensan en que están enteramente preparados para ser emprendedores sociales. Hay varias razones por las que no. La primera: no conocer el mundo social.
  • Una de las reglas principales con los donantes es no darles sorpresas. Es importante establecer cuáles son las intenciones y las obligaciones que se adquirirán. La palabra es el lazo más importante con el donante.
  • Muchas organizaciones tratan a sus donantes como ATM (cajeros automáticos) sólo los contactan cuando necesitan dinero. Los donantes no son tarjetas de débito.
  • Está estudiado que los donantes que no honran sus compromisos son aproximadamente el 3% en el mundo de las organizaciones sociales.

Interesante camino para seguir conociendo más a los donantes y pensar cómo construimos junto con ellos círculos virtuosos que mejoren la sociedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s