Archivo de la categoría: Ellas en acción

No más casos como el de Marita Verón. ¡Firmá ahora!

Estándar

Mercedes Assorati

Petición de

Mercedes Assorati

Buenos Aires, Argentina

El martes pasado los argentinos vivimos con dolor e indignación el aberrante fallo judicial que dejó en libertad a 13 imputados por el secuestro, sometimiento a la prostitución y desaparición de María de los Ángeles (Marita) Verón. ¿Cómo es posible que esto suceda? Hay varios motivos, el principal, es que no tenemos una Ley de Trata de Personas que nos permita combatir el crimen organizado que hay por detrás de la trata en Argentina. Nuestros legisladores se reúnen el miércoles 19 para sancionar la Ley de Trata de Personas pero el proyecto de ley que será tratado el miércoles es incompleto.

Es bueno que por fin nuestros representantes hayan reaccionado ante la urgencia y gravedad del problema de trata de personas, pero vale la pena que un tema tan complejo no sólo se trate rápido, sino bien.  Es importante que esta ley esté por encima de cualquier interés político, los legisladores deberían obrar únicamente pensando en el beneficio de las víctimas. El proyecto de Ley que se va a tratar el miércoles en la Cámara de Diputados, y que desde agosto de 2011 ya tiene media sanción en el Senado precisa  incorporaciones vitales para que se convierta en un marco legal eficaz. Una ley incompleta no sirve para prevenir nuevos casos como el de Marita en el futuro.

Muchas organizaciones llevamos años luchando incansablemente por contar con una buena ley. Desde el Programa Esclavitud Cero ya hemos presentado una propuesta con las modificaciones que consideramos necesarias para alcanzar una ley efectiva. Nuestra experiencia nos demuestra que para combatir la trata hay que abordarla desde diferentes ángulos, por ejemplo los intereses económicos que la motivan, la creación de herramientas para juzgar a los imputados y la protección y reinserción de las víctimas de la trata (podes ver la propuesta complete acá).

Si la trata de personas te resulta indignante, podés hacer algo para combatirla. Firmá esta petición y exigí a nuestros legisladores, encabezados por el Presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, que incorpore estas modificaciones y tome el tiempo que se precise para hacer de ésta, una ley completa y eficaz. 

Necesitamos tu apoyo para lograr una solución efectiva. Este es el momento!

 

Muchas gracias

Mercedes Assorati

Coordinadora General Programa ESCLAVITUD CERO

Coordinadora Nacional RATT (LF)

Firma ahora clickeando aqui:http://www.change.org/es-AR/peticiones/no-m%C3%A1s-casos-como-el-de-marita-ver%C3%B3n-firm%C3%A1-ahora

 

Anuncios

Cecilia Milesi: “Nuestro gran pendiente es el atrevimiento colectivo”

Estándar

Cecilia con floresConocí a Cecilia hace 5 años, sus ganas de hacer, de unir, de transformar y de tender puentes hacen sentir a cualquiera que un mundo mejor es posible. Su integridad y sus ganas de seguir creciendo la llevan a ocupar múltiples espacios con un solo objetivo: la equidad, la justicia y la paz.

Los invito a abrir la ventana de la inter-culturalidad a través de Cecilia:

¿Desde cuándo y por qué trabajas promoviendo la inter-culturalidad y la paz?

Creo que desde que comencé a trabajar –como voluntaria a los 16 años y como profesional a los 20-. Trabajar por la paz es también trabajar por la justicia y la equidad. Sin justicia y equidad no hay paz. La interculturalidad es un aspecto y una forma de promover la paz pero debe ser complementada con lo anterior. Comencé a también trabajar por la interculturalidad mas conscientemente desde la creación de Subir al Sur (http://www.subiralsur.org.ar  http://subiralsur.vv.si/ ), la ONG de voluntariado intercultural que funde hace 6 años.

-¿Con qué mundo soñabas cuando eras chica?

Yo nací en la ciudad de Santa Fe. Me críe en un barrio normal de clase media, fui a una escuela pública y tenia una vida de relativamente sencilla de clubes, amigos y familia. Sin embargo, pude presenciar y vivir directamente a temprana edad muchas situaciones de violencia, exclusión e injusticia. Desde temprano todo esto me genero una sensación de “resistencia”. Sentí que muchos aspectos de nuestra realidad estaban mal. En los últimos dos años preparando mis mudanzas entre Argentina y Londres, revise muchas cajas de recuerdos. Tengo notas escritas a los 13 años donde me preguntaba por qué los chicos se drogan o como se podría ayudar a personas con menos oportunidades económicas. Al principio pensaba que podía contribuir a cambiar algo de todo esto estudiando terapia ocupacional. Pero después la sociología apareció en mi camino. Como mujer además, en una sociedad muy conservadora, fui educada para “quedarme”: en un rol predeterminado con anticipación, en la casa. Esto también me genero “resistencia”. El cambio no se logra quedándose, se logra con el movimiento! De allí que el viaje se haya transformado en mi, poco a poco, en un gran método para promover la justicia, la alegría y la dignidad.

-¿Con qué mundo soñas hoy?

Un mundo donde cada uno de nosotros sea intolerante al dolor del otro y al propio. Y que esta conciencia, nos transforme en seres activos en la promoción de la minimización del dolor. Esto no significa que todos debemos trabajar en ONGs o en políticas publicas sino que desde el lugar que ocupamos nos preguntemos como cada acción u omisión promueve o no la dignidad del otro, de todos y todas. Por ejemplo, pago mis impuestos, un salario justo y en blanco, pedí perdón si cometí un error, trato a mis colegas y familia de una manera respetuosa, soy consiente de cómo mi nivel de consumo afecta al cambio climático, voto a representantes ocupados de promover políticas de inclusión para todos y todas? También deseo mucho que el “Sur Global” (África, Latinoamérica, Asia) continúe un camino de empoderamiento para que nuestras poblaciones finalmente disfruten de los beneficios del desarrollo económico, social, de más educación, paz  y participación democrática. No habrá paz si continúa este nivel de desequilibrio entre países y las medidas económicas y políticas benefician a unos pocos países y grupos.

Paz en Villa Ana -¿Por qué creaste Subir al Sur?

Porque no me conformo con que lo bueno me pase solo a mi. Quería replicar lo que hace bien! Cuando tuve mi primera experiencia de voluntariado en Nepal -la confirmación simple y práctica que la justicia y la humanidad no tienen fronteras ni lenguas- sentí la necesidad de que muchos más pudieran disfrutar de lo que yo disfrute. De hecho, los “encuentros interculturales” se diseñaron como metodología de trabajo solidario y de reconciliación en Europa después de la primera guerra mundial. El primer encuentro solidario fue entre jóvenes franceses y alemanes que, después de la guerra- se reunieron para reconstruir un hospital, y al hacerlo, reconocerse como humanos. Esto se transformo en política pública y hoy los “encuentros” (workcamps) son financiados por los gobiernos de toda la Unión Europea (el ultimo ganador del Premio Nobel de la Paz). Esta experiencia de voluntariado intercultural no me dejo dudas. En Argentina, tenia que tomar otro cariz, para que no se tornara en “turismo de la pobreza” o en un “mero acto caritativo” y por supuesto que los proyectos generan la oportunidad de empoderamiento juvenil en Argentina. Esto todavía hoy es un desafío porque muchos de los jóvenes que llegan quieren “ayudar” y esto es un límite para hacer una reflexión política y pedagógica más profunda a través del simple hecho de realizar una tarea solidaria. Me refiero tanto a los que llegan no sólo de otros países sino también de Buenos Aires a nuestros proyectos en el interior o viceversa. El que llega cree que tiene la verdad y sabe como “el otro” debería hacer las cosas o bien piensa que un simple gesto de solidaridad es un cambio real. Una experiencia de voluntariado intercultural debería ser una puerta, una opción mas para un cambio más grande en la vida de los participantes y en las redes de jóvenes con las que trabajamos. Seis años después de crearla, Subir al Sur es todavía el sueño de seguir multiplicando esa sensación que la solidaridad y la justicia deben ser para todos, no solo para mi propio grupo o mi propio país. Sin embargo, es interesante notar lo siguiente: hoy en Europa la xenofobia esta creciendo otra vez. Esto demuestra que cuando las injusticias económicas y sociales de fondo no son consideradas, el ser humano tiende a reagruparse contra el “enemigo” externo (inmigrantes, otros europeos, etc.). Por tanto, la educación en valores sin un cambio sistémico y estructural no es suficiente.

-¿A qué se dedica Conciliation Resources? ¿Cuál es tu rol allí?

Conciliation Resources (http://www.c-r.org/) es una ONG que promueve procesos de construcción de paz. A veces lo hacemos apoyando y asesorando a grupos en conflicto cuando hay mesas formales de negociación de tratados de paz. Por ejemplo, en Filipinas, nos sumamos como sociedad civil a asesorar al gobierno filipino y a una de las facciones armadas que estaba luchando por la separación. Con un rol de mediación y asesoramiento promovemos que el diálogo llegue a un buen puerto para ambos actores (gobierno y grupo armado) y así para la población en general que se ve afectada por la violencia. Otras veces, siempre nuestros proyectos son adaptados al conflicto en particular, trabajamos con lideres sociales de base que están desarrollando proyectos comunitarios de reconciliación y promoción social y educativa. Por ejemplo, en Liberia apoyamos a que grupos comunitarios para que realicen análisis participativos sobre la situación de control (o descontrol) policial en los pasos de frontera y los apoyamos para que hagan propuestas de políticas públicas acordes para mejorar… en un contexto difícil de pos-guerra civil. Lo central es que Conciliation Resources busca posicionar a los ciudadanos y organizaciones sociales en el centro de los procesos de paz, que no sean solo una cuestión de Estados Unidos y “X” país firmando un tratado que luego no se puede implementar en la práctica porque los habitantes de esos países no están comprometidos con el contenido. Yo soy Directora de Planificación y Desarrollo Organizacional, mi responsabilidad es trabajar con los Directores en Londres para mejorar nuestros sistemas de planificación anual y estratégicos y evaluar estos planes de una manera transparente y reflexiva y así informar sobre nuestros logros (o errores) a las comunidades, gobiernos locales e internacionales y nuestros donantes.img006

 -¿Cuáles son los pendientes para la construcción de la paz?

Creo que el gran pendiente es un gran atrevimiento colectivo: todas y todos deberíamos hacer memoria, revisar las causas históricas que crearon las actuales tremendas desigualdades económicas, políticas y culturales que llevaron a la construcción de este mundo todavía injusto. Si desde allí se pudieran acordar en conjunto medidas que apunten a más equidad para todos y todas, entonces, estaríamos más cerca de la paz. Una paz que no es exterminio o degradación del otro (eso es seguridad pero no paz). Pensar en causas estructurales es también interculturalidad y paz. Es pensar que en el otro lado hay “otro” que podría sufrir, que sufre. En el otro lado hay “otro” que pierde su nombre, su casa, su dignidad, la posibilidad de tener sueños. Tomar conciencia de como nuestras decisiones (cualquiera sea nuestro rol) afecta a otros. Es pensar la “otredad” y, por tanto, el nosotros. No hay paz posible sin la toma de conciencia mas profunda del “nosotros” que es no solamente el que piensa, actúa y hace igual que yo, en mi mismo lugar. Es el que esta lejos, al que no nos acercamos por temor o indiferencia. Este contacto es un contacto de entrega, nos hace más vulnerables pero promueve la sustentabilidad del cambio. Sin embargo, hoy la realidad demuestra que esta forma de “atrevimiento colectivo” esta lejos de suceder. En este contexto, es vital que instituciones democráticas –nacionales o globales -recuperen el liderazgo y corrijan con políticas sistemáticas desigualdades e injusticias históricas.

-¿Qué mensaje le dejarías a aquellos jóvenes que sueñan con un futuro mejor?

No crean todo lo que les dicen, todo lo que ven, todo lo que les escuchan o leen en los medios de comunicación. Busquen, viajen, sean indagadores! Acérquense a la injusticia y desarrollen la empatía. Si viven una situación de injusticia no se conformen con ella. La rebelión y la curiosidad son grandes consejeros cuando uno comienza a planificar su vida!

Las mujeres del caribe saben lo que quieren y cómo lograrlo: Gisela Redondo

Estándar

Geli es intensa y profunda, estas dos características se transmiten en su mirada y su sonrisa. Hace 3 años dejó Argentina, ahora vive en República Dominicana. Su pasión y su energía la llevan a transformar espacios y co crear nuevos escenarios. El Caribe le sienta bien! Los invito a recorrerlo a tavés de Geli:

-Hace cuánto que vivís en el Caribe? Por qué lo elegiste y qué es lo que más te gusta de Santo Domingo?

Hace ya 3 años entre el Caribe Colombiano y Republica Dominicana. En Colombia viví en Cartagena, ¨la costa¨ como la llaman  los colombianos, junto con Barranquilla y otras ciudades. Ese fue mi primera experiencia viviendo en el Caribe. Básicamente me fui a estudiar cooperación internacional, en una búsqueda de desarrollo profesional. La sorpresa es que encontré, junto al desarrollo profesional y a los nuevos aprendizajes,  mucho más a nivel personal, de ese desarrollo que te cambia la mirada del mundo y el lugar en el que estás parado para aportar algo o, no aportar nada y bajar los brazos.

Luego a finales del año 2010, me toco hacer la pasantía del Master en Santo Domingo, Republica Dominica. En principio eran 3 meses de pasantía, se convirtieron en 4 meses y… 2 semanas antes de irme, me hicieron una oferta laboral muy interesante. Me fui a Argentina en diciembre y en enero de 2011 estaba nuevamente en Santo Domingo, comenzando mi trabajo en un organismo internacional en temas de gobernabilidad, transparencia y sociedad civil.

Más que Santo Domingo tengo muy claro lo que me gusta de Republica Dominicana. Santo Domingo, como muchas capitales, muestra una parte muy acotada de lo que es el país en su totalidad. Lo que más me gusta de este país es la alegría de vivir que muestran todos los dominicanos, tengo un amigo español que dice que acá, no paras nunca de ser joven!! y algo de eso es lo que me fascina. La gente, de cualquier condición social, de cualquier rincón de la isla, de cualquier edad, siempre esta alegre, más allá de los problemas que pueda tener. En su ritmo caribeño donde todo es  ¨ahorita¨, saben encontrar su equilibrio en la salsa, la bachata y el merengue, todo lo que este mal o todo lo que hace problema, parece no existir cuando están disfrutando.

Me gustan muchas cosas más, me gusta que sigan existiendo los vendedores ambulantes, que venden plátano, aguacate, mango, a los gritos a toda hora del día! me gusta que haya muchas cosas por hacer y que la gente, todavía, a pesar de todo, tenga ganas de hacer cosas por su país.

República Dominicana by Gisela Redondo

-Cómo definirías a la mujer del caribe? Que características tiene?

La mujer del caribe es una MUJERONA: cría a los chicos, trabaja, esta siempre impecable, baila, limpia, cocina, camina seduciendo hasta a las paredes! Y cuidan lo suyo como leonas. Van al salón (peluquería) todo el tiempo a alisarse el cabello, ya que tener el pelo rizado, que rememora los orígenes negros; esta socialmente mal visto.

Es interesante saber que implícitamente son las que dirigen todo, porque para afuera, o culturalmente, el machismo es muy fuerte y pareciera que todo es gracias a los hombres y por los hombres. Al principio, en Cartagena y también aquí, me costaba entender el juego de roles entre hombres y mujeres, tan diferente al nuestro o al europeo, entendía que eran sumisas, que dependían, que no tomaban decisiones. Bueno, no es así. Ellas saben lo que quieren y saben cómo lograrlo. De todas maneras  esto implica negociaciones implícitas con los hombres que hacen que pierdan mucho y que todavía, algunas,  lo pasen muy mal…

– Cuáles son las mayores problemáticas a las que se enfrentan?

En países como Republica Dominicana, hay clases sociales bien diferenciadas, y eso produce mayor desigualdad en cuanto a las posibilidades. Los dominicanos que pueden estudiar afuera, se van, algunos vuelven y otros no, con esto quiero decir que la posibilidad de una mejor educación también le da a la mujer más independencia y  la gran mayoría no puede acceder ni a una, ni a la otra. La falta de educación y de acceso trae aparejados varios problemas: la violencia de género y la violencia domestica y feminicidio es muy fuerte, la mortalidad materna, los salarios….

En cuanto a la mortalidad materna, una de las preocupaciones es que a pesar de que el país tiene un 97% de partos institucionales, (en centros médicos) está situado entre las naciones del continente con mayor mortalidad materna. Y lo más preocupante de esta situación es que más del 85% de las muertes podrían ser evitadas.

 Si miramos los salarios, al comparar hombres y mujeres de la misma edad y con el mismo nivel educativo, las mujeres ganan un 17% menos.

Por otra parte también existe discriminación para todas aquellas personas que tengan color de piel más oscuro de la media, sean hombres o mujeres,  mucho más para los que son de nacionalidad haitiana.

Volviendo a las causas, según el acceso a la información que tengan las mujeres (hay grandes diferencias de acceso según la clase social) y  según los niveles de educación, hay cosas que ellas entienden como normales, como que siempre fueron así. Si bien hay avances en los últimos años, y esto de a poco va cambiando,  el orden cultural aún mantiene y refuerza los roles tradicionales en hombres y mujeres; que se manifiesta en las relaciones de pareja, de familia, o de trabajo.  Esta situación se traduce en barreras importantes para el avance de la mujer dominicana.

-Que hacen gobiernos, organizaciones y empresas para solucionar estas problemáticas?

Hay leyes contra la violencia intrafamiliar, leyes que establecen casas de acogida y refugio, ley sobre trata de personas,  (estas leyes no brillan por su cumplimiento …), hay una Ministerio de la Mujer, existe la comisión nacional de mortalidad materna, se desarrollo un Plan Nacional de Equidad de Género,  un plan de la Comisión Nacional para la Lucha y la Erradicación de la Violencia Intrafamiliar (CONAPLUVI), etc.  

Por otra parte hay  organizaciones de la sociedad civil que trabajan en estos temas.  Organizaciones como Progressio, MUDE, con las que me toco trabajar,  junto a la Federación Dominicana de Municipios, están tratando de generar un cambio a nivel local, desde los ayuntamientos (Municipios) para incluir de manera real a las mujeres a nivel de decisiones y políticas de inclusión de género.

Lo importante en este escenario es que se hacen muchas cosas y se ha logrado que el tema de la violencia contra la mujer esté  en la agenda pública, que en países como este, ya es bastante. Claro está que queda mucho por hacer pero se está en el camino.

-Podrías compartir una breve historia de alguna mujer que admires en el país?

Es un grupo de mujeres, que conocí el primer año en Republica Dominicana. Están a cargo de un Hogar de niñas y jóvenes en situación de vulnerabilidad, algunas de ellas sin familia. Algunas mujeres de este grupo son misioneras, otras no.  Están a cargo de mujercitas de entre 6 y 16 años y le ponen el alma y el cuerpo a su educación integral, a través de un programa que incluye la educación tradicional, talleres laborales, educación sobre sus derechos, etc.  Esta obra comenzó gracias a María Victoria de la Cruz (Doña Chucha) en otra provincia dominicana, con la finalidad de cuidar gratuitamente a los hijos de las madres muy pobres que trabajaban y no tenían donde dejarlos, desde 1946 se mudo a Santo Domingo, Dona Chucha murió a los 108 años, en 1967, en ese momento se hicieron cargo las misioneras parroquiales que yo conocí. Es un placer verlas trabajar pero sobre todo, es muy alentador su optimismo frente a las situaciones tristes y a veces desesperantes que reciben. Creo que lo mejor que hacen por esas niñas y jóvenes es llenarlas de amor, mucho amor. Merecen todo mi respeto y admiración.

República Dominicana by Gisela Redondo

-Cuál es tu sueño para República Dominicana?

Espero que Republica Dominicana tenga una sociedad civil más comprometida, que no espere, sino que se involucre y que aprendan a querer estar más en su país, que a irse. Que entiendan el rol de la veeduría ciudadana para impactar en la generación y aplicación de políticas públicas que beneficien a todos. También espero que comprendan que deben reclamar por servicios públicos de calidad, no encontrar soluciones individuales a problemas colectivos; que pidan por más transparencia en la gestión del gasto público y que hagan valer su derecho al acceso a la información, para así estar incluidos. Espero que los jóvenes y mujeres puedan comprometerse activamente en este tipo de acciones, así muchas cosas estarían resueltas.  Básicamente mi sueño seria ver a los dominicanos quedándose en su país, porque lograron hacer de esta parte de la isla, un mejor  lugar para vivir.

 

Sol González Sañudo: “Desde Demos buscamos fortalecer el lugar de los jóvenes como ciudadanos”

Estándar

Sol transmite una energía expansiva. Su mirada está puesta en generar espacios de participación y co-construcción ciudadana para que los jóvenes se adueñen del espacio público.

Desde este año afronta el desafío de dirigir Sumando Argentina  (http://www.sumando.org.ar) , organización que surgió a partir del crecimiento del programa educativo Demos, Construyendo una Ciudadanía Responsable. Este programa se creó en 2001 y fue una respuesta de un grupo de jóvenes estudiantes universitarios ante la crisis de representación política y las manifestaciones de desafección ciudadana de aquel momento.

El programa está orientado a jóvenes de entre 16 y 18 años o que se encuentran cursando los últimos dos años de la escuela secundaria. Se implementa desde el año 2002 en escuelas públicas y privadas, laicas y religiosas, principalmente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero también se han realizado experiencias en Provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Neuquén, Chubut, Córdoba, Salta y Misiones.

En estos 10 años de trabajo han participado de la experiencia más de 17.000 jóvenes de edades comprendidas entre los 18 y 19 años. “Demos, Construyendo una Ciudadanía Responsable”, es un programa de educación no formal que invita a que los jóvenes se involucren en lo público, puedan comprometerse y participar activa y responsablemente.

Compartimos algunas reflexiones de Sol sobre los jóvenes y su participación en Demos:

-Cuales son las mayores preocupaciones que vierten los jóvenes en torno a la cosa publica en las capacitaciones de Demos?

Es interesante cómo algunos advierten, en el primer encuentro, que “no saben nada de política” e, incluso, que no les interesa. Pero los jóvenes tienen una actitud increíble para observar desde un costado e ir aproximándose a los temas propuestos y, finalmente, proponer temas de debate. Entonces, cuando se genera un cierto espacio de intimidad, en el sentido de que pueden advertir que quienes están implementando la actividad no los están juzgando y se comparten inquietudes, los jóvenes comienzan a abrir sus percepciones. Las afirmaciones del tipo “los políticos son todos corruptos”, “para qué votar” se van desmembrando y comienzan a construir cuestionamientos más complejos. Se apartan de los binomios simplistas buenos-malos y pasan de pensar las relaciones políticas unidireccionales a percibir la multiplicidad de actores y observar que ellos son parte de la comunidad y no pueden quedar fuera, porque no están fuera de ella.

La principal preocupación compartida de los jóvenes es la educación, sin importar si asisten a escuelas públicas o privadas. El tema los atraviesa a todos. Comparten preocupaciones sobre el estado de las escuelas y sobre la educación de calidad. También les preocupan las problemáticas de salud, el embarazo adolescente, por ejemplo. En cuanto al medio ambiente, es una generación mucho más conciente y tienen incorporado estos debates mucho más que hace 5 años atrás. Pero también surge bastante la preocupación sobre los valores, la convivencia entre generaciones, la discriminación y pensar que a los políticos no les importa nada de lo que realmente le preocupa a la gente porque no la conocen.

-Se sienten escuchados? Cómo se sienten vistos por la sociedad?

La percepción sobre sentirse escuchados varía bastante según el clima que exista en las escuelas y los vínculos con diversos docentes, y, claramente, con sus familias. Es interesante observar que aquellos más confiados en que son escuchados, son aquellos que participan en algún espacio partidario. Pero cuando les hacemos esta pregunta, suelen decir que no son entendidos y repiten la frase de que “ellos son el futuro”. Y, entonces, nosotros les preguntamos si acaso ellos no son jóvenes del presente. Sólo esta referencia cambia la perspectiva del debate y al reconocerse como sujetos jóvenes hoy se abre un mundo de acciones posibles.

 -Cuál es la experiencia más fuerte que te tocó atravesar junto a Demos?

La actividad apunta a trabajar sobre la responsabilidad en la acción y el impacto positivo de nuestras decisiones en la comunidad, anclado en la idea de que la participación y la toma de conciencia generan diferencias en el transcurrir de los hechos. En este marco, la experiencia más fuerte que tuve fue una actividad en una escuela pública en la Ciudad de Buenos Aires. Los jóvenes estaban en 5º año, pero la mayoría desfasados en la edad, es decir, rondaban los 20 años. En el debate final, comenzaron a hacer apreciaciones muy interesantes sobre los actores institucionales, cómo veían a la policía y el modo en que ésta los abordaba en el barrio y en la calle. Me dijeron: “todo muy lindo con la democracia, pero sabés, a nosotros y a nuestros amigos la policía nos lleva y nos caga a palos en la comisaría”. Incluso, hacían reflexiones de lo más interesantes sobre la justicia y la validez o no de la “justicia por mano propia”. Y uno me dijo, “¿Sabés? Yo tuve un chumbo en la mano y si quisiera podría salir a robar, conozco, se cómo se manejan, pero elijo no hacerlo. Yo llegué a 5º año y me doy cuenta que otros no”. Otro contestó, “me acabo de dar cuenta que cada vez que me pongo un forro y no dejo embarazada a mi novia estoy tomando decisiones sobre mi vida, sobre lo que quiero. Antes de la experiencia no lo veía así”. Es imposible transcribir el clima de esa experiencia, la recuerdo como lindísima, pero fue determinante para alejarme unos años del Programa Demos y trabajar más sobre necesidades básicas y recorrer el país. La experiencia me permitió verme a mí, reconocerme de dónde vengo y pensarme en la sociedad. Cuando volví a SUMANDO, lo hice convencida de que la construcción de una sociedad mejor tiene que ver con la multiplicidad de actores buscando respuestas a múltiples problemas y que, siempre, el primer paso es poder ubicarnos y pensarnos como parte de la comunidad, con toda su complejidad.

Definitivamente, Sol suma experiencia, aprendizaje, trabajo compartido, y una mirada esperanzadora sobre los jóvenes de Argentina.

 

“No hablemos de feminismo, hablemos de igualdad de derechos”: Analía Yoma

Estándar

Analía  es periodista. Tiene 35 años y es riojana. La conocí en el Programa de Mentoreo Social de Voces Vitales Argentina (http://www.vocesvitales.com.ar/). Compartimos una mañana, me impresionó su trabajo, la profundidad de su mirada y el compromiso con encontrar un lugar de igualdad para la mujer en su provincia.

Comparto con ustedes algunas reflexiones de Analía:

-Por qué elegiste ser periodista?

Estaba en 4º año de la secundaria y teníamos un bachillerato con orientación en comunicación social. Ahí descubrí que me gustaba redactar y que tenía una pasión con el periodismo pero siempre ligado a la agenda social, a lo colectivo. Soñaba con ser periodista gráfica, escribir en un diario. Hice un año de abogacía pero apenas pasaron un meses, me di cuenta que lo mío estaba en otras aulas donde se hablaba de periodismo. Es increíble pensar que siendo tan tímida haya sido bailarina y hoy mi profesión pase por el periodismo y la docencia. Dos profesiones donde se puede aprender todo el tiempo, a escribir no se termina de aprender nunca y con la enseñanza pasa lo mismo. En cambio, la coherencia intelectual hay que tratar de sostenerla siempre, aún en los contextos más adversos. La profesión es un compromiso de vida que hay asumirlo como tal con pasión y con gusto; y haber determinado mi vocación en forma temprana no ha sido una cuestión menor.

 -Por qué decidiste dedicarte a cuestiones de género?

Me llamaron para integrar una organización de la sociedad civil pero para trabajar en el equipo legislativo por mi experiencia como periodista legislativa. Después trabajé en proyecto que se llama banco de datos sobre candidatos electorales.

En ese trayecto apareció la posibilidad de traer a La Rioja a Mariana Carbajal, Paola Bergallo, Mariana Morelli a disertar. Asumí ese compromiso junto a un equipo de trabajo para armar la organización de visitas. Ahí descubrí género y empecé a trabajar sobre la temática porque era nueva para nuestra organización y necesitábamos capacitación. Desde la dirección Ejecutiva confiaron en mi perfil y este año decidieron que podía estar al frente de un equipo nuevo dentro de AIRE que era el de Género. Siempre tuve en claro el ejercicio de mis derechos, sólo tenía que sumar aspectos teóricos.

-Cuál es tu trabajo como coordinadora de género de la asociación civil AIRE?

En el equipo somos cinco integrantes: cuatro mujeres y un varón. Tengo dos cosas en claro para este trabajo y para la vida profesional en general: creo en los trabajos en equipo y en la formación permanente. Bajo esas dos premisas trabajamos y aunque este trabajo no es remunerado lo asumimos con un gran compromiso y dedicación. Por ahora estamos trabajando con el Observatorio de Sentencias que implementa ELA; spots sobre la ley de Erradicación de Violencia contra las Mujeres, y fundamentalmente estudiamos. Queremos avanzar sobre programas de formación y capacitación.

-Cuáles son los desafíos que enfrenta la temática de género en tu provincia?

Demasiados y a corto y largo plazo. Podemos tener la mejor legislación, pero si no se sabe aplicar es letra muerta. En este sentido, es necesario analizar distintas variables: La Rioja es una provincia marcada por las construcciones machistas que incluye a hombres y mujeres;  por el otro lado que el trabajo sobre la igualdad de derechos de varones y mujeres representa en los hechos una política de Estado. Entonces, seguimos actuando sobre las consecuencias en caso de violencias y no existe una red de contención posterior que puede incluir a los organismos del Estado y a las organizaciones del tercer sector. Y por otro lado no hay una conciencia clara sobre el lugar que debe tener la mujer dentro de los organismos de poder. La construcción sobre el poder es machista. Por ejemplo: no hay mujeres en el Tribunal Superior de Justicia o una mujer nunca ocupo la presidencia de la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Son detalles que en la sumatoria marcan una construcción cultural e histórica. Es necesario cambiar la perspectiva y terminar con la banalidad que se pretende otorgarle al feminismo que no es nada más y nada menos que igualdad de derechos.

No significa esto desmerecer los logros que han logrado pero ahora hay que estar capacitado para empoderar a las mujeres.

-Qué actores deberían estar involucrados en la solución de las problemáticas de género?

Todos los actores sociales son importantes pero claramente el Estado es el primer responsable porque es sus manos esta la toma de decisiones y debe generar la ingeniería para articular y generar los espacios para la igualdad de derechos y una democracia más igualitaria. Puede otorgar los mecanismos y las herramientas para empezar a trabajar en esta nueva perspectiva que abarca desde el lenguaje en temas de género hasta la aplicación de las nuevas regulaciones. Por ejemplo en nuestra provincia, existe una ley de creación del Fuero del Menor y la Familia y nunca se puso en marcha.

Siendo periodista, cuál es el rol de los medios?

Los medios tienen un rol determinante porque es en este lugar donde aparecen a menudo los estereotipos sobre las mujeres. Y una de las maneras de trabajar es a través del lenguaje para no ejercer violencia simbólica. La muerte de mujeres no debe aparecer en los policiales, por ejemplo. Y algunos siguen publicando avisos de casas de masajes y en realidad es prostitución encubierta.

Cuál es tu sueño?

Que pregunta…sigo soñando con ser una gran periodista pero ahora aprendí que una puede apostar mucho a la profesión pero ello no significa relegar un lugar: el de mujer y creo que, aunque los mandatos no me apuran, uno de los sueños es ser mamá. Un sueño más: trabajar en proyectos colectivos para la transformación social, un gran sueño que requiere un trabajo de hormiga. 

“Sólo se necesita una oportunidad para poder desarrollarse”: Martina Ferrarino, Voluntaria de Mujeres 2000

Estándar

Martina junto a un grupo de emprendedoras luego de una capacitacion

Energía y convicción,  son dos características que distinguen a Martina Ferrarino, voluntaria de la Asociación Mujeres 2000 (http://www.mujeres2000.org.ar/) quien cree y trabaja por el empoderamiento femenino de los sectores más vulnerables de Argentina. Mujeres 2000 es una organización que desde hace más de 10 años se dedica a apoyar a familias en situación de pobreza en cuatro barrios de Tigre y San Fernando, Provincia de Buenos Aires.

Martina cree en la cultura de trabajo y la educación, por eso dedica su tiempo a la capacitación y acerca el microcrédito como herramienta para la construcción de viviendas y becas de estudio.

 

 

Compartimos con Martina sus pasiones y acciones:

Desde cuándo trabajas como voluntaria en Mujeres 2000?

Desde agosto de 2008.

Cuál es tu trabajo en Mujeres 2000?

Soy coordinadora del barrio de San Lorenzo, uno de los cuatro barrios en los que trabaja la Asociación. Coordino un grupo de 10 voluntarios en un barrio en el que hay 62 emprendedoras activas.

 
Cuál es el valor agregado que genera la Asociación en las mujeres con las que trabajan?

Mujeres 2000 (M2000) no solo da una ayuda monetaria (capital inicial para comenzar a desarrollar un emprendimiento), sino que capacita a las emprendedoras beneficiarias de sus programas. Es en este aspecto en el cual M2000 busca diferenciarse, dictando capacitaciones semanales en gestión de emprendimientos y llevando un seguimiento personalizado de cada uno de los emprendimientos. Ese es entonces el valor agregado que buscamos generar como organización: permitir a largo plazo la sustentabilidad de un emprendimiento, y brindarle a la emprendedora las herramientas necesarias para que desarrolle su actividad de manera exitosa. Creemos además en la cultura del trabajo, en la confianza, la responsabilidad y la solidaridad, y buscamos transmitir esos valores fundamentales a nuestras emprendedoras, para que estas los desarrollen en cada uno de los barrios en los que trabajamos.

Qué te ha enseñado Mujeres 2000?

Me demostró que quiero trabajar y dedicar mi tiempo a construir una sociedad mejor y más justa.

A qué problemáticas se enfrentan las mujeres en los barrios en los que vos trabajas? Qué desafíos encuentran?

Pobreza, desempleo, informalidad y precariedad del empleo, violencia doméstica, condiciones de vida y habitacionales precarias y en muchos casos insalubres, acceso a la educación y a la salud.

Que te han enseñado las mujeres del barrio con las que trabajas?

A enfrentar de otro modo los problemas. Me confirmaron lo grande que hace a las personas el lograr metas y objetivos gracias a su propio trabajo y esfuerzo. Las emprendedoras me enseñaron además que en muchos casos solo se necesita una oportunidad para poder desarrollarse, y esa es la oportunidad que buscamos dar desde M2000.

Qué le dirías a cualquier joven de tu edad que quiere empezar a colaborar con otros?

Que le de para adelante, que se involucre, se comprometa con una causa y con otras realidades. Que no importa cuán pequeño sea el cambio que genera desde su rincón del mundo, es un cambio al fin y al cabo.

Cuál es tu sueño?

Es una pregunta difícil, pero en lo primero que pienso es en un mundo en el que exista la igualdad de oportunidades.

Qué huella querés dejar en este mundo?

Considero que el hecho de escuchar cada sábado de parte de las emprendedoras de M2000 que pudieron cambiar parte de sus condiciones de vida gracias a la oportunidad que les dio la organización, es ya una huella importante.

 
Si tuvieras que definirte qué dirías de vos misma?

Que me cuesta mucho mirar el lado positivo de las cosas, pero que soy consciente de la necesidad de cambiarlo. Y me parece que ese es el eje de muchas cosas: tomar conciencia de la necesidad de un cambio en nuestro mundo y actuar.

Ilaina Rabbat: “Lós jóvenes son la clave para el desarrollo”

Estándar

Ilaina Rabbat es una joven de 28 años que dedica su vida a empoderar jóvenes en distintas partes del mundo. Trabajó en Argentina, Estados Unidos, El Salvador y ahora enfrenta nuevos desafíos en Kenia.

Ilaina es un torbellino de energía, una joven que cree que el trabajo con otros jóvenes puede transformar la realidad.

Su experiencia en El Salvador fue intensa, enriquecedora e inolvidable. Quise conocer un poco más de su trabajo allí. Comparto con ustedes una ventana a El Salvador a través de los ojos de Ilaina:

 

 

-Ilaina, Cuánto tiempo viviste en El Salvador?

 Viví 9 meses durante el año 2011.

-Que fue lo que más te atrajo de ese país?

La gente y los volcanes. Fue el país en donde fui mejor recibida. Todo el mundo está dispuesto a ayudarte y a hacerte sentir cómoda. Las sonrisas, lindas palabras y bendiciones abundan en El Salvador. Y los volcanes… tienen un magnetismo propio…hay algo especial en ellos que te hace sentirlos y quererlos.

-Cuáles son las 3 características más importantes de los jóvenes de ese país. Cómo definirías a estos jóvenes?

Los jóvenes salvadoreños son jóvenes no valorados por muchos de los adultos que viven en el país. En El Salvador se asocia juventud con pandillas y violencia. Pero los jóvenes son mucho más que eso, son jóvenes luchadores, que creen en el cambio y están trabajando por un país mejor.

-A qué problemas se enfrentan?

 El principal problema es el estigma. La gente teme a los jóvenes. Igualmente esto de a poco está cambiando y paso a paso la gente empieza a comprender que los jóvenes son la clave para el desarrollo. Otros dos problemas importantes a los que se enfrentan los jóvenes son a la violencia y al desempleo.

-Con qué sueñan estos jóvenes? 

Muchos jóvenes sueñan con migrar a los Estados Unidos para tener una mejor calidad de vida…pero muchos más sueñan con poder quedarse en su país, tener un trabajo digno, vivir sin violencia y criar a sus hijos en un país mejor y con más oportunidades que en el que ellos se criaron.

-Podrías compartir una anécdota de tu paso por El Salvador? 

Durante un taller estaba conversando con uno de los jóvenes participantes. Él me contó que su padre los abandonó cuando era chico y su madre estaba perdida en la religión. Su único hermano era pandillero y fue asesinado por otros pandilleros. Él estaba predestinado a ser un pandillero y morir joven como su hermano. ¿Qué lo salvó? La música y el baile. Empezó a aprender break dance e hizo de eso su profesión y su vida. Ello lo mantuvo alejado de las pandillas y las drogas. Hoy vive con su novia, es bailarín profesional de break dance y enseña a otros jóvenes el arte de este baile para prevenir que más jóvenes se unan a las pandillas. Luego de esa charla, supe que algo tan simple como tener un radiograbador, un CD con música y un joven con ganas de hacer algo diferente, puede salvar vidas. Es ahora cuando tenemos que mirar a nuestros jóvenes y ayudarles a encontrar oportunidades y a mejorar sus vidas y sus comunidades. 

-De qué manera El Salvador marcó tu vida? 

El Salvador sin duda marcó mi vida. Ver de cerca la problemática de estos jóvenes y la fuerza con que luchan para superar sus adversidades, me hizo reafirmar mi pasión por el trabajo con los jóvenes y por el cambio social. Pero lo que me hizo reafirmar aún más mi compromiso fue ver hombres y mujeres como mis colegas y compañeros de Ashoka, Asaprosar, Redes, Funde y Cordes tan comprometidos con el cambio. Estas personas dedican  su vida a empoderar y mejorar las comunidades en donde trabajan y a hacer de los jóvenes, plenos ciudadanos y reales agentes de cambio.