Archivo de la categoría: Leyendo…

OUR KIDS The American Dream in Crisis

Estándar

our kidsRobert Putnam, autor norteamericano y profesor en Harvard aborda la brecha existente entre los niños provenientes de contextos desfavorecidos y aquellos pertenecientes a contextos más favorables. El distingo entre ambos está dado por la educación de sus padres, en primer término se encuentran aquellos niños que provienen de hogares en donde al menos uno de sus padres ha finalizado la universidad. En segundo término se encuentran aquellos niños cuyos padres no han proseguido estudios más allá de la secundaria.

Putnam analiza la crisis del sueño americano a partir del “efecto tijera” en la vida de los niños de Estados Unidos: en el vector ascendente se encuentran los niños con mejores oportunidades y aquellos pertenecientes a contextos desfavorecidos encuentran un ambiente que los lleva a estar en el vector inferior sin posibilidades de mejora.

El libro comienza a partir del análisis de casos en su ciudad natal, Port Clinton, Ohio. Allí Putnam establece la comparación con su generación en los años 60 y analiza la poca movilidad social a la que la sociedad americana se enfrenta hoy en día.

A mediados de los años 60´ dos tercios de la sociedad americana estaba convencida de la movilidad social que podía conseguirse a partir de trabajar y educarse, el por todos conocido “American Dream”. En el siglo 21, las encuestas revelan el pesimismo generalizado en torno a la movilidad social para la próxima generación.

Putnam menciona el crecimiento de la segregación de la sociedad americana, caracterizada por: 1) Separación en barrios: cada vez es menos frecuente la combinación de barrios mixtos en relación al ingreso promedio de las familias. Señala asimismo que a medida que en Estados Unidos fue decreciendo la segregación racial se ha incrementado la segregación de clase. 2) Segregación educacional: desde los años 70´se ha incrementado la separación en barrios y a partir de esto se ha visto favorecida la segregación educacional, la misma tiene consecuencias más allá de la escuela en términos de amistades, relaciones, redes y otros recursos sociales.3) Matrimonio: Putnam señala que los matrimonios con otros colectivos dan cuenta de lo rico de una sociedad. En décadas recientes se ha incrementado el matrimonio interracial e interreligioso pero ha decrecido el matrimonio entre personas con ingresos y educación dispares. La separación en barrios, escuelas, matrimonios y probablemente en asociaciones civiles, lugares de trabajo y círculos de amistad implica que los americanos de mayores ingresos y los de menores ingresos se encuentran criando, educando y acompañando a niños en mundos separados y desiguales con escasa posibilidad de movilidad social. 4) Igualdad de oportunidades: para Putman los jóvenes americanos se enfrentan a baja movilidad absoluta y relativa.

Asimismo, Putnam desarrolla su teoría centrándose en los círculos de influencia que permiten o no la movilidad social que lleva al sueño americano: familias, escuelas y comunidades.

Hoy en día, todas estas instituciones de apoyo no logran cumplir con el cometido de acompañar a los niños más desfavorecidos.

Putnam llama a pensar en un cambio cultural, los niños que menciona pertenecen al pueblo americano, son hijos y responsabilidad de cada uno de los que quiere pensar, soñar y construir una sociedad mejor, en la que estos niños deben estar incluidos.

Anuncios

22 de febrero, Día por la Igualdad Salarial

Estándar

descargaEl próximo 22 de febrero se celebra el Día por la Igualdad Salarial. De acuerdo a un informe publicado por la Unión General de Trabajadores (UGT) la diferencia entre lo que ganan hombres y mujeres en España por un trabajo de igual valor se situó al cierre de 2012 en un 23,93%, la tasa más alta desde el año 2002.

El informe detalla que debido a la crisis, hay menos mujeres trabajadoras y sufren mayor brecha salarial. Informa también que las mujeres tendrían que trabajar 79 días más al año para ganar lo mismo que ellos.

UGT explica que las diferencias más elevadas de salarios se producen en las ocupaciones que exigen menos cualificación, precisamente las más feminizadas, como en el sector servicios, donde las tareas no cualificadas son realizadas en un 80% por mujeres, que cobran un 30,67% menos que sus iguales varones. No obstante, también hay brecha en las cotas más altas, donde las directoras y gerentes cobran un 16,08% menos que los hombres en estos puestos.

En lo que refiere a Latinoamérica y Caribe,  de acuerdo a lo informado por el Banco Interamericano de Desarrollo, la tendencia se mantiene. Las mujeres han adquirido mayor nivel educativo pero pese a esto aún se concentran en ocupaciones peor remuneradas como la enseñanza, la salud o el sector servicios.

Las mujeres ganan un 17 por ciento menos que los hombres de misma edad y mismo nivel educativo. Si bien la brecha salarial ha venido cayendo en los últimos años, el ritmo de recuperación es lento.

Informe Unión General de Trabajadores INFORME_UGT_SOBRE_IGUALDAD_SALARIAL_2015

Informe Banco Interamericano de Desarrollo Nuevo Siglo, Viejas Disparidades

Cuando el alma se encuentra con un plan de negocios: The Art of Giving

Estándar

head-rightEn The Art of Giving, Bronfman y Salomon abordan el mundo de las donaciones en Estados Unidos con buenas recomendaciones sobre cómo establecer un plan de negocios para mejorar el desarrollo de fondos de una organización social.

Comparto con ustedes un interesante distingo de tipos de donantes:

  • El no donante: 30% del público americano. Considera que hace lo suficiente al pagar sus impuestos.
  • El donante pasivo: es aquel que manda un cheque o dona por medio de Internet pero no está comprometido con la causa.
  • El donante reacio: es el que desconfía que su dinero llegue efectivamente a la causa. Tiene múltiples razones para no dar dinero, entre ellos suele mencionar: los salarios de los ejecutivos de la organización; el costo administrativo, el tipo de servicio que la organización brinda y su visión  sobre la filantropía “sólo se trata de ego”. Son personas que buscan garantías todo el tiempo.
  • El donante social: es aquel que entiende a la filantropia como parte de su vida social. Es mantenerse en un mismo grupo. Sobre todo es una cuestión de pertenencia.
  • El donante casual: la donación puede ser sustancial pero no hay estrategia o compromiso detrás de la misma. Se basa en un gusto o conveniencia momentánea.
  • El donante auto-promocionado: lo utiliza como parte de su estrategia personal para crecer.  No por esto tiene que ser malo pero está centrado en aquello que la organización puede darle.
  • El donante estratégico: al contrario del auto-promocionado, la causa está puesta en primer lugar. Toma tiempo para reclutar a otros.
  • El emprendedor social: es quien crea la organización. No contribuye sólo con dinero. Dona tiempo, energía, creatividad, pasión, conexiones. Todo lo que sea necesario para generar el cambio. La organización es su “hijo”, su creación; puede caerse en una mentalidad individualista en donde nadie salvo el creador sepa qué es lo que la organización  necesita.

Algunas consideraciones sobre los donantes:

  • Suelen creer que su visión para los negocios puede traducirse directamente al mundo social.
  • Generalmente los emprendedores de negocios piensan en que están enteramente preparados para ser emprendedores sociales. Hay varias razones por las que no. La primera: no conocer el mundo social.
  • Una de las reglas principales con los donantes es no darles sorpresas. Es importante establecer cuáles son las intenciones y las obligaciones que se adquirirán. La palabra es el lazo más importante con el donante.
  • Muchas organizaciones tratan a sus donantes como ATM (cajeros automáticos) sólo los contactan cuando necesitan dinero. Los donantes no son tarjetas de débito.
  • Está estudiado que los donantes que no honran sus compromisos son aproximadamente el 3% en el mundo de las organizaciones sociales.

Interesante camino para seguir conociendo más a los donantes y pensar cómo construimos junto con ellos círculos virtuosos que mejoren la sociedad.

Contra viento y marea. Hasta erradicar la desnutrición. Fernando Mönckeberg Barros

Estándar

51z43EW3H0L._AA258_PIkin4,BottomRight,-48,22_AA280_SH20_OU30_Esta apasionante biografía del médico chileno Fernando Mönckeberg relata ágilmente una vida llena de desafíos y superación.

Este médico pediatra chileno tiene hoy 87 años y una vida dedicada a pensar en cómo se puede alcanzar la igualdad de oportunidades. Fernando ha descubierto el momento exacto en el que es necesario comenzar a incidir: en el vientre materno.

Cada ser humano tiene en su ADN el potencial genético, la igualdad de oportunidades radica en expresar ese potencial. Este despliegue depende del lugar donde se nace, de la alimentación, de la estructura familiar, del equilibrio emocional del grupo familiar, entre otros.

Fernando, hace más de 50 años identifica que la consolidación de la red neuronal se va perfeccionando por la suma de experiencias cognitivas-visuales, auditivas, táctiles y motoras- y las no cognitivas – emocionales, verbales y sociales que el niño recibe constantemente durante los primeros períodos de vida. De este modo, el programa genético más la adecuada nutrición va estructurando la arquitectura cerebral que, luego, necesita de estímulos medioambientales para organizar la funcionalidad a nivel neuronal.
fernando_monckeberg1322576485296
Desde los años 60, Fernando dedica su vida a desarrollar el potencial genético de los chilenos haciendo foco en que la diferencia fundamental entre los países desarrollados y aquellos en vías de desarrollo es su capital humano.

Este recurso humano en los países no desarrollados no alcanza su potencial. Fernando destaca la necesidad de lograr un abordaje holístico llamado sociogénico-biológico que intenta cubrir el desarrollo social y biológico del ser humano reforzando su salud, su educación y su medio ambiente. Sumándole a esto una infraestructura científico tecnológica capaz de innovar para competir.

Gracias al desarrollo de su programa de intervención tomado como política pública Chile logró reducir sus índices de mortalidad infantil de cien por cada mil nacidos vivos en 1973 a diez por cada mil nacidos vivos en 1990. En 1973 el 65% de los niños chilenos menores de 5 años padecían algún grado de desnutrición, en 1990 se descendió al 2%. La inversión en salud primaria, nutrición, educación y saneamiento ambiental entre 1970 y 2000 alcanzó el equivalente a 23 mil millones de dólares.

Además del INTA (Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos) como centro de investigación y diseño de política pública, crea CONIN (Corporación para la Nutrición Infantil).

En los primeros quince años CONIN logró recuperar a ochenta y cinco mil desnutridos. Hoy, a partir de la mejora de la situación nutricional, la organización está focada en recibir y tratar a lactantes con enfermedades crónicas complejas como enfermedades genéticas.

Fernando es ejemplo de convicción y trabajo. Durante todos estos años ha demostrado la necesidad de vincular el mundo científico y social con la generación de políticas públicas transformadas en líneas programáticas de gobierno.

Argentina tiene un discípulo de Mönckeberg al que muchos admiramos, el mendocino Abel Albino. Ambos demuestran que día a día el mundo puede cambiar.

Orillas Rosario: Por más equidad

Estándar

El año pasado entrevisté a Carolina Roldán, joven líder social rosarina, para la sección “Ellas en Acción”. En enero de este año, la Revista OHLALÁ en su página solidaria resalta en trabajo de Orillas Rosario llevado adelante por Carolina y un grupo impresionante de jóvenes en el Barrio República de la Sexta. Me alegra esta difusión! Invito a conocer su facebook http://www.facebook.com/orillas y a sumarse como voluntario.Foto Orillas

Los derechos imprescriptibles del lector

Estándar

A partir de la próxima Maratón de Lectura de Fundación Leer www.leer.org.ar recordé un libro que leí hace muchos años: “Como una novela” de Daniel Pennac.
dirittiEste autor francés rescata dentro de este ensayo-cuento los derechos imprescriptibles del lector. Los comparto con ustedes:
1. El derecho a no leer.
2. El derecho a saltarse páginas.
3. El derecho a no terminar un libro.
4. El derecho a releer.
5. El derecho a leer cualquier cosa.
6. El derecho al bovarismo (enfermedad textualmente transmisible).
7. El derecho a leer en cualquier parte.
8. El derecho a picotear.
9. El derecho a leer en voz alta.
10. El derecho a callarnos.

Pennac menciona que “el tiempo de leer es siempre tiempo robado.(De la misma manera que lo es el tiempo de escribir o el tiempo de amar). ¿Robado a qué? Digamos que al deber de vivir. Ésta es la razón por la cual el Metro-símbolo establecido de dicho deber- resulta ser la mayor biblioteca del mundo.
El tiempo de leer, como el tiempo de amar, dilatan el tiempo de vivir
“.

Pennac me permitió ampararme en estos derechos y seguir disfrutando del maravilloso tiempo de la lectura. Un disfrute individual y también compartido.

El liderazgo al estilo de los Jesuitas

Estándar

books
Chris Lowney
Grupo Editorial Norma 2003

En el año 2007 me recomendaron un libro que hoy toma relevancia a partir de la elección del Papa Francisco. Tomando este hecho puntual, rescaté de mi biblioteca el libro para volver a leerlo.

El mismo se centra en la historia de la creación de la Compañía de Jesús, fundada en 1540. El autor foca su análisis sobre la Orden en los cuatro pilares esenciales del liderazgo:

Autoconocimiento: entender sus fotalezas, debilidades, valores y cosmovisión.

Creatividad: innovar con confianza y adaptación a un mundo cambiante.

Amor: comprometer a otros con una actitud positiva que permita liberar el potencial individual.

Heroismo: vigorizar a otros y a si mismo con ambiciones heroicas y una pasión por la excelencia.

A lo largo del libro, Lowney (ex Jesuita), explica cómo estos principios son incorporados por los jesuitas en su vida diaria a partir de lo cual construyeron una red internacional altamente eficaz de comercio, educación, trabajo
misionero y erudición durante cinco siglos.

Uno de los puntos centrales se basa en el conocimiento de sí mismo como base del liderazgo. A partir de esto propone un viaje introspectivo para: Apreciarse a sí mismo como persona de talento; Identificar fallas personales que impiden la realización de todo el potencial, especialmente las debilidades que se manifiestan como tendencias habituales; Expresar metas y aspiraciones personalmente motivadoras; Determinar qué representa uno, qué influencia quiere tener; Desarrollar una visión general que lo guíe en el trato con los demás y Adquirir el hábito de actualizarse con regularidad, diariamente, en todo lo anterior.