Archivo de la etiqueta: Ilaina Rabbat

Ilaina Rabbat: “Lós jóvenes son la clave para el desarrollo”

Estándar

Ilaina Rabbat es una joven de 28 años que dedica su vida a empoderar jóvenes en distintas partes del mundo. Trabajó en Argentina, Estados Unidos, El Salvador y ahora enfrenta nuevos desafíos en Kenia.

Ilaina es un torbellino de energía, una joven que cree que el trabajo con otros jóvenes puede transformar la realidad.

Su experiencia en El Salvador fue intensa, enriquecedora e inolvidable. Quise conocer un poco más de su trabajo allí. Comparto con ustedes una ventana a El Salvador a través de los ojos de Ilaina:

 

 

-Ilaina, Cuánto tiempo viviste en El Salvador?

 Viví 9 meses durante el año 2011.

-Que fue lo que más te atrajo de ese país?

La gente y los volcanes. Fue el país en donde fui mejor recibida. Todo el mundo está dispuesto a ayudarte y a hacerte sentir cómoda. Las sonrisas, lindas palabras y bendiciones abundan en El Salvador. Y los volcanes… tienen un magnetismo propio…hay algo especial en ellos que te hace sentirlos y quererlos.

-Cuáles son las 3 características más importantes de los jóvenes de ese país. Cómo definirías a estos jóvenes?

Los jóvenes salvadoreños son jóvenes no valorados por muchos de los adultos que viven en el país. En El Salvador se asocia juventud con pandillas y violencia. Pero los jóvenes son mucho más que eso, son jóvenes luchadores, que creen en el cambio y están trabajando por un país mejor.

-A qué problemas se enfrentan?

 El principal problema es el estigma. La gente teme a los jóvenes. Igualmente esto de a poco está cambiando y paso a paso la gente empieza a comprender que los jóvenes son la clave para el desarrollo. Otros dos problemas importantes a los que se enfrentan los jóvenes son a la violencia y al desempleo.

-Con qué sueñan estos jóvenes? 

Muchos jóvenes sueñan con migrar a los Estados Unidos para tener una mejor calidad de vida…pero muchos más sueñan con poder quedarse en su país, tener un trabajo digno, vivir sin violencia y criar a sus hijos en un país mejor y con más oportunidades que en el que ellos se criaron.

-Podrías compartir una anécdota de tu paso por El Salvador? 

Durante un taller estaba conversando con uno de los jóvenes participantes. Él me contó que su padre los abandonó cuando era chico y su madre estaba perdida en la religión. Su único hermano era pandillero y fue asesinado por otros pandilleros. Él estaba predestinado a ser un pandillero y morir joven como su hermano. ¿Qué lo salvó? La música y el baile. Empezó a aprender break dance e hizo de eso su profesión y su vida. Ello lo mantuvo alejado de las pandillas y las drogas. Hoy vive con su novia, es bailarín profesional de break dance y enseña a otros jóvenes el arte de este baile para prevenir que más jóvenes se unan a las pandillas. Luego de esa charla, supe que algo tan simple como tener un radiograbador, un CD con música y un joven con ganas de hacer algo diferente, puede salvar vidas. Es ahora cuando tenemos que mirar a nuestros jóvenes y ayudarles a encontrar oportunidades y a mejorar sus vidas y sus comunidades. 

-De qué manera El Salvador marcó tu vida? 

El Salvador sin duda marcó mi vida. Ver de cerca la problemática de estos jóvenes y la fuerza con que luchan para superar sus adversidades, me hizo reafirmar mi pasión por el trabajo con los jóvenes y por el cambio social. Pero lo que me hizo reafirmar aún más mi compromiso fue ver hombres y mujeres como mis colegas y compañeros de Ashoka, Asaprosar, Redes, Funde y Cordes tan comprometidos con el cambio. Estas personas dedican  su vida a empoderar y mejorar las comunidades en donde trabajan y a hacer de los jóvenes, plenos ciudadanos y reales agentes de cambio. 

 

Anuncios