Archivo de la etiqueta: Mujeres líderes

Mujer y Poder: Juntas hacia la transformación

Estándar

Mujer y Poder 14 de SeptiembreDurante el 14 y el 15 de septiembre se desarrolló en Argentina el Encuentro de Líderes en el Marco de la Cultura de la Paz: Mujer y Poder.

Con el aval de ONU Mujeres regional, distintas organizaciones impulsaron el encuentro de mujeres líderes para pensar estrategias que favorezcan y fortalezcan la participación de la mujer en los espacios de poder y toma de decisiones (https://mujerypoder.democracyos.org/).

Me invitaron a socializar reflexiones centradas en la promoción para que las mujeres en el poder apoyen el surgimiento y desarrollo de otras mujeres en puestos de liderazgo. Comparto mis reflexiones:

Si nos pensamos a nosotras mismas como agentes de cambio y transformación atentas a la promoción del liderazgo de nuestras congéneres podemos identificar tres desafíos:

  • Mantener la esencia femenina: en la lucha por la igualdad de género y ante tanta discriminación, muchas mujeres que llegan a puestos directivos tienden a perder su esencia y se mimetizan con el entorno.  Por ello es importante promover y abogar por mantener el liderazgo femenino con características que enriquecen el medio: empatía, escucha, sentido de colaboración y visión amplia, entre otros.

 

  • Generar espacios de mentoreo: valorizar el proceso entre mujeres que permite una transformación interior. En este caso es importante entender que la protagonista es la aquella persona que es mentoreada y generar para ella, a partir de la experiencia acumulada por la mentora, preguntas, inquietudes y reflexiones que resuenen en el otro. El riesgo en este caso es transmitir preconceptos y limitaciones propias que sesguen la visión de la mujer mentoreada. Uno de los grandes pendientes es el mentoreo de mandos medios dado que existen varios programas centrados en jóvenes.

 

  • Alentar la promoción: trabajar activamente para promover el liderazgo femenino. La promoción es el paso posterior al mentoreo, para ello es importante generar redes de contactos y espacios de intercambio que permitan poner en valor nuevos perfiles.

 

En Argentina estamos trabajando todavía sobre los dos primeros puntos, es necesario pensar de cara al futuro en la generación de programas articulados y desarrollo de herramientas que permitan que más mujeres generen espacio a otras congéneres rompiendo juntas los “techos” autoimpuestos.

Gracias ONU Mujeres, Mujeres por una Comunidad Organizada, ReAL, Women´s Democracy Network y Fundación + Paz –SIDA por generar estos espacios tendientes a fomentar el liderazgo y la participación, asegurándonos una sociedad más justa e inclusiva.

 

Anuncios

Lucía Dentis, con la mirada puesta en la vida…

Estándar

Lucia Dentis 1En vísperas del Día de la Mujer quiero compartir la historia de Lucía Dentis.
Santafesina, médica, quien de niña fue diagnosticada con una enfermedad que requería un tratamiento de alta complejidad.

Su historia, como la de muchas otras mujeres, está llena de reflexiones y enseñanzas, de la niña que fue, y la adulta que hoy nos abre un pedacito de su vida…

Cuando te enteraste de tu enfermedad, ¿cómo lo viviste?, ¿qué recordás de ese momento?

Ese día lo recuerdo como si fuese hoy. Yo tenía 11 años, fue en un bar de Buenos Aires, estábamos sentados con mi papá y mi mamá, ellos en frente mío. Habíamos salido de la consulta médica hacia un rato (llegamos a Buenos Aires por recomendación luego de haber pasado por varios consultorios médicos). Mis papás estaban un poco nerviosos (hoy viéndolo con otros ojos creo que lo que menos tenían eran nervios, más bien conmoción, miedo, angustia..). Empezaron a explicarme qué tenía y qué me iba a pasar a partir de mi enfermedad. En un momento mencionaron algo de un tratamiento que te hacía caer el pelo (la famosa “quimio”) y a partir de ahí todo lo que dijeron después no lo recuerdo porque me quede pensando en eso. “¡Que se me caiga el pelo! ¡Cómo me podía pasar!” con lo que me gustaba mi pelo….y así empezó todo.

¿Cuál fue el pilar más importante en esos momentos?

El apoyo de mi familia fue fundamental. Cada uno desde su lugar sufrió. La familia se re ordeno para afrontar lo que se venía. Mis hermanos, mi papá, mis abuelas, mis amigos estaban pendientes de mi tratamiento, rezaban por mí en cada internación, festejaban conmigo cuando los análisis me daban bien y “entraban” conmigo a cada una de mis cirugías.
Mucha gente que yo no conocía hacia fuerza por mí, hasta el día de hoy me pasa cuando voy caminando por Gálvez que alguien se me acerca y me dice: “ ¿vos sos Lucia? No sabes lo que recé por vos!”. Inmediatamente se me dibuja una sonrisa en la cara, y un GRACIAS porque creo que la energía positiva en esos momentos es tan importante como el tratamiento.

Mariposas
¿Qué significó para vos vivir en una Casa Ronald?

A la semana de haber empezado el tratamiento en el Hospital Italiano me comentaron de la casa de Ronald McDonald y fuimos conocerla, obviamente que no dudamos un segundo en quedarnos ahí.
La casa me dio muchos momentos lindos. Tengo el mejor recuerdo de toda la gente que trabajaba ahí, para cuidarnos y contenernos, yo estaba toda la semana en el hospital haciendo la quimio y realmente no veía la hora de salir para poder irme a La Casa a jugar con mi amigos, para ir al cine o para comer un asado en el patio.
El recuerdo más vivido fue el cumpleaños que celebré en La Casa. Cumplía 12 años, mi mamá me compro un hermoso vestido celeste y nos preparamos para el festejo al que se sumaron todos los chicos y las familias con las que compartíamos el día a día.

¿Cuál fue el mayor aprendizaje que te queda de ese momento?

Siempre digo que la edad en la que me tocó vivirlo fue justa, era chica para entender lo que realmente estaba pasando pero era lo suficientemente grande para saber que el tratamiento lo tenía que hacer, que el barbijo lo tenía que usar y que el suero no me la podía arrancar. Ese me ayudó mucho porque creo que uno a medida que va creciendo va perdiendo esa naturalidad con que los chicos se toman las cosas y principalmente se va llenando de miedos: miedo a lo desconocido, miedo a sufrir, miedo a la muerte.
Pensándolo como un chico: ¿de qué sirven los miedos? Para nada. El miedo te paraliza y no te deja avanzar, el miedo no te deja ver con claridad, te bloquea.
Por suerte a mis 11 años nunca tuve ese tipo de miedos (obviamente que le tenía miedo a los pinchazos eso no se lo voy a negar pero después de la primera vez me empecé a “acostumbrar”).

Hoy mirando para atrás creo que cada día que pasa se van borrando los feos momentos y van afirmándose las los hermosos recuerdos que pasé rodeada de personas que formaron parte de ese período tan importante en mi vida y que dieron su tiempo para ayudarme.

Si hay algo que trato de proponerme todos los días es de sonreír, de no darle la más importancia a los problemas de lo que se merecen, no siempre es fácil obviamente, vivimos en una sociedad apurada para todo y lamentablemente uno a veces termina formando parte de eso, pero ahí es donde tenemos que tratar de parar, de disfrutar más, de abrazar, de decirnos cuanto nos queremos, de tratarnos bien, de pedir perdón, de decir gracias…..

¿Con qué soñabas cuando eras chica? ¿Qué querías ser de grande?

De chica siempre decía que quería ser modelo y doctora, a los 4 años me regalaron una valijita amarilla de doctora y fue el mejor regalo que me hicieron.
Siempre digo que mi enfermedad fue decisiva en mi profesión, uno podría pensar que habiendo pasado por esto, visitar tantas veces el hospital, recibir pinchazos, cirugías y demás cosas del ambiente hospitalario saldría corriendo ante la idea del volver a pisar un hospital, pero a mí me paso lo contrario. Fue tal el cariño que recibí de médicos, enfermeros, mucamas y demás personal del hospital que supe enseguida que ese era mi lugar, que yo debía estar de ese otro lugar de la habitación para poder brindarle lo mismo a mis pacientes.

Lucia Dentis 2
¿Con qué soñás hoy?

Soy muy soñadora! Hoy puntualmente sueño con tener una familia y poder vivir de la profesión que elegí que realmente me encanta.
Este año voy a empezar la especialidad en Ginecología y Obstetricia, se viene una nueva etapa en mi vida y estoy muy feliz por eso.

Como Lucía, quien elige todos los días la vida, los invito a sonreír más…..

Banco de Ropa en Sudáfrica: Invirtiendo en mujeres que invierten en sus hijos.

Estándar

Sudáfrica se enfrenta a grandes diferencias e inequidades sociales. El 58% de los niños no completan su educación escolar, repercutiendo en sus posibilidades de empleabilidad dado que la mayoría de los empleos formales requieren los 12 años de educación básica. La tasa de desempleo se encuentra entre el 25-30% pero la misma se eleva al 56% en el caso de los jóvenes y al 48% en el caso de las mujeres. Del total de mujeres en Sudáfrica, el 40% son madres jefas de hogar y la tasa de desempleo para ellas es del 60%. Menos del 50% de los padres contribuyen económicamente al sustento de sus hijos en hogares en donde las madres son el principal sostén.
Un niño que crece en un hogar liderado por una madre sola tiene muchas mas posibilidades de vivir en la pobreza y tener pocas opciones para su futuro.

 
Quienes fundaron el Banco de Ropa (http://www.theclothingbank.org.za) pensaron que no podían esperar que el sistema educativo resolviera estas inequidades, por ello empezaron a pensar en soluciones. Sabían que si ayudaban a las madres a generar dinero ellas lo invertirían en el bienestar y en la educación de sus hijos.

 
La misión del Banco de Ropa es empoderar a madres desempleadas a través del desarrollo de emprendimientos que les permitan ser financiera y socialmente independientes. Fue fundado en el 2010 en respuesta a la creciente problemática de la falta de empleo de madres jefas de hogar que no contaban con el apoyo de los padres de sus niños.


El programa se basa en un ciclo de entrenamiento de dos años que empodera a las madres para que comiencen pequeños negocios. El recurso está centrado en el excedente de ropa proveniente de grandes cadenas textiles y usan la misma como una herramienta de enseñanza. Cada mujer inicia su pequeño negocio luego de 6 meses de involucrarse en el programa. El objetivo es que pueda ganar lo suficiente para alimentar, educar y vestir a su familia.

 
En dos años de trabajo, 200 mujeres han podido comenzar y sostener sus pequeños negocios.
El Banco de Ropa tiene un modelo holístico que durante dos años combina entrenamientos prácticos para poder lanzar y sostener estos pequeños negocios así como también talleres y mentorías para el desarrollo de confianza y habilidades personales.

Laura Agosta y su camino a Tanzania….

Estándar

Laura es inquieta, alegre y menuda. Tiene una sonrisa que contagia, su pasión por descubrir contagia….su pasión por transformar también…

En este transitar por lugares distintos dejando de lado lo establecido, Laura se muda a Estados Unidos en el año 2010 para estudiar en la Universidad de Columbia, Nueva York. En esa Universidad tomó varios cursos sobre políticas sociales y empezó a interesarse por los temas vinculados a la protección infantil.

En el año 2011 surge la oportunidad junto con 5 compañeros de Columbia de realizar una consultoría para la organización Caucus for Children’s Rights (CCR), con base en Arusha con el objetivo de realizar el primer análisis de retorno de la inversión social de las mejoras al sistema de protección de niños y niñas en riesgo de abuso y maltrato en Arusha.

Caucus for Children´s Rights (CCR) busca impactar en la toma de decisiones de política publica a través de la investigación y de distintos programas de protección infantil.

-Laura, en qué consistió el trabajo de tu equipo?

Nuestro trabajo consistió en incrementar las herramientas disponibles para la organización con el fin de seguir luchando por una mejor situación de niños y niñas en situación de riesgo.

Nuestro equipo viajó dos veces a Arusha, Dar es Salaam (la capital de Tanzania) y Zanzíbar donde nos entrevistamos con cerca de 30 actores claves que nos proporcionaron información sobre el actual sistema de protección de niños y niñas. Finalmente, el equipo elaboró un informe que contiene claramente cuáles son los recursos y los costos necesarios para mejorar el sistema de protección de niños y niñas en situación de riesgo y abuso en Tanzania.

-Cuál fue tu primera impresión del país?

Tres cosas me impresionaron muy bien de Tanzania. Por un lado, es un país lleno de verde y de vida. La gente es sumamente amable y alegre, y uno no se cansa de ver hermosos paisajes naturales en aparente armonía con los habitantes de los pueblos y ciudades.

Por otro lado, me pareció percibir constantemente una sensación interesante de proactividad, de ganas de resolver los problemas que los aquejan, sin esperar únicamente que el Estado lo haga. Es gente luchadora, muy al tanto de lo que sucede en el país y en el mundo con ganas de salir adelante.

Y por ultimo, lo que mas me sorprendió fue cuan despiertos, alegres y maduros son los chicos con los que tuve el gusto de charlar. Tuvimos la oportunidad entrevistar chicos de escuelas primarias y secundarias de Arusha y quede sumamente impresionada con el grado de conocimiento acerca de los riesgos a los que en general están expuestos, del respeto con el que se tratan entre ellos y a sus maestras, y de las grandes aspiraciones que tienen para con sus vidas.

Cuál es la situación de los niños y niñas en Tanzania? Qué desafíos enfrentan?

Según un estudio de UNICEF de 2009, cerca del 75% de los niños en Tanzania son victimas de algún tipo de violencia física. El estudio también muestra que cerca el 30% de las niñas y el 13% de los niños experimentará alguna vez durante su niñez algún tipo de violencia sexual y que el 25% de las niñas y cerca del 30% de los niños están sujetos a algún tipo de violencia emocional antes de cumplir los 18 años.

Estos datos resultan más alarmantes, teniendo en cuenta que en Tanzania, más de la mitad de la población tiene menos de 18 años. Básicamente, en un país donde la mitad de la población son niños y niñas, más de 3 cuartos de las personas menores de 18 años, sufrió o sufrirá violencia en contra de su persona en algún momento antes de alcanzar la vida adulta.

Como se sabe, las consecuencias de abuso y maltrato en la niñez dejan secuelas físicas, psicológicas y de comportamiento muy difíciles de tratar y revertir en la vida adulta y se traspasan de generación en generación.

Cuáles son los mayores desafíos que encontraste en el lugar?

En el caso de la protección de los niños y niñas en Tanzania, percibimos que hay dos desafíos grandes. Por un lado, sigue siendo aceptado culturalmente cierto nivel de maltrato a los niños en las escuelas y las familias. Por ejemplo, el castigo corporal es una práctica que aún es legal en el ámbito escolar. Esto hace que muchas veces, situaciones de abuso o maltrato no lleguen a ser ni siquiera denunciadas por estas barreras. Asimismo, los problemas intra-familiares tienden a quedar dentro del ámbito de la familia por miedo a la discriminación, por cuestiones culturales y también por cuestiones económicas. Una madre, por ejemplo, es muy probable que sea reticente a denunciar maltrato o abuso por parte del padre de sus hijos o su pareja, por miedo a perder la seguridad económica que la presencia del hombre le proporciona. Esto no es muy diferente a los que pasa en muchos lugares de la Argentina.

Por otro lado, existe el desafío de cómo se propone la agenda en temas de protección a la niñez. Si bien todas las personas con las que hemos conversado acerca de esta problemática, especialmente quienes trabajan en el sector publico, son personas sumamente informadas y preocupadas por esta situación, lamentablemente muchos de los temas relacionados con la protección de niños quedan solapados frente a otras necesidades acuciantes del país, así como también quedan determinados en función a lo que otras organizaciones, como organismos internacionales u OSCs consideran importante. De esta manera, por ejemplo existe una ley de protección integral a los niños, que regula todas las etapas de proceso desde la denuncia, detección temprana y regulación de los hogares y adopciones, que si bien es una ley nacional (2009), aun no ha sido operacionalizada en los distintos municipios. Así es como el nivel de cumplimiento efectivo de la ley es muy bajo. Sólo por dar un ejemplo, la mayoría de los hogares de niños en Tanzania no están registrados en ningún registro público, por lo que lo que sucede puertas adentro queda a la mera voluntad de las organizaciones que los llevan adelante y nadie tiene una idea clara de que es lo que pasa.

Interesante es también ver, a nivel de política pública, como un país como Tanzania, profundamente dependiente de la ayuda internacional para cumplir con objetivos de políticas sociales internas, están muy expuestos  a las agendas de los organismos internacionales. Esto presenta el desafío extra de compaginar los objetivos de dichos donantes con los objetivos de desarrollo y alternativas nacionales.

-Qué fue lo que más te marcó de la visita?

Dos cuestiones se me hicieron muy visibles durante mi visita a Tanzania. Por un lado, cuan crucial resulta, cuando uno es un profesional del desarrollo en un país o en una realidad que no es la suya, el escuchar. Escuchar a las personas que trabajan todos los días con la problemática de interés y escuchar a los receptores de los servicios que se están estudiando. Para nosotros, fue vital tener información de primera mano de trabajadores sociales, médicos, responsable de hogares y ministros de desarrollo social, acerca de cómo veían ellos la problemática y como podíamos definir juntos, que era lo que se debía mejorar. El autismo con el que a veces ciertos proyectos se llevan adelante en países en vías de desarrollo, creo que mucho tiene que ver con esta falta de escucha y realmente considerar válidas las opiniones de quienes están trabajando día a día en la temática. Y, por supuesto, escuchar de primera mano la opinión de los niños y niñas con quienes conversamos, también es sumamente importante a la hora de pensar un mejor sistema para ellos.

En este sentido, la segunda cuestión fundamental es cuan importante es la perspectiva de genero en los proyectos de desarrollo. En los grupos focales, le preguntamos a niños y niñas por separado, cual era el actor en el que más confiaban en caso de una situación de violencia con un adulto en su entorno cercano. Los chicos dijeron que la policía era el actor más confiable, mientras que las chicas, catalogaron a esta institución como la menos confiable de todas, a la que acudirían solamente como última instancia. Estas respuestas me hicieron pensar mucho en que los proyectos deben tener en cuenta la perspectiva de género desde el momento mismo en el que son creados y el presupuesto es asignado. En este caso, por ejemplo, resultó claro que incluso si el gobierno invierte mas recursos en mejorar el sistema de reporte en las estaciones policiales pero sin mejorar la imagen de la institución entre las niñas, es probable que no se reciban mas denuncias que en la situación actual y las mismas sigan escondiendo sus problemas por miedo a acercarse a los oficiales.

-Cuál es tu deseo con respecto al futuro de los niños y niñas en Tanzania?

Como también para los chicos que están en situación de riesgo y abuso en Argentina y en todos los países del mundo, mi deseo es que haya más profesionales que se dediquen día a día a mejorar su situación y a prevenir que se conviertan en victimas de adultos abusivos. Mejorar la situación no es solamente prepararse técnicamente e implementar proyectos complejos, sino sobretodo escucharlos, entender su realidad y crear soluciones realistas, que puedan llevarse adelante usando los recursos económicos y humanos disponibles, pero que miren mas allá y que se animen a innovar. Este sector necesita innovación y gente que se anime a generar cambios institucionales que sean perdurables en el tiempo.

Mercedes Assorati y su trabajo en contra de la Trata de Personas: “Nadie puede consentir su propia explotación, los derechos humanos son inalienables”.

Estándar

Mercedes trabaja incansablemente para combatir la esclavitud moderna: la Trata de Personas en Argentina. Para ello fundó Esclavitud Cero (http://esclavitudcero.wordpress.com) organización que busca la diminución de la Trata de Personas y el restablecimiento pleno de los derechos de las personas tratadas en Argentina y en la región, desde una perspectiva de derechos humanos y entendiendo que hay una responsabilidad solidaria tanto del Estado como de la Sociedad Civil.

El tema de la Trata de Personas es absolutamente invisible en nuestro país, los datos son alarmantes y nos llevan a pensar en qué podemos hacer como ciudadanos para combatir este flagelo que sólo podrá resolverse a partir de un cambio cultural y una toma de conciencia individual.

Algunos datos para compartir:

• El valor de un esclavo en el siglo XIX era de USD 40.000, en 2010 en valor era de USD 500.

• Cada año 13 millones de personas son víctimas de la Trata.

• Las personas sometidas a la Trata tienen una expectativa de vida muy corta (promedio de 3 a 6 años de vida en aquellas que son sometidas sexualmente).

• La Trata de Personas implica un movimiento anual de USD32 millones.

• En Europa la Trata es el primer delito del crimen organizado por recaudación ilegal.

• La red Asiática es la más extendida y afecta a 9,4 millones de personas.

• La red de Latinoamérica y el Caribe es la segunda más extensa del mundo. Afecta a 2,5 millones de personas.

Mercedes está convencida que el problema es cultural e implica falta de valores. Su trabajo se centra en la atención a las victimas, la creación de un tejido social fuerte junto con otras organizaciones de la sociedad civil y la incidencia en políticas públicas.

 

Mujeres Argentinas. La mirada de mujeres de todo el mundo

Estándar

Recomiendo la lectura de este material impresionante! Vidas-Retratos-Momentos. MUJERES ARGENTINAS. La mirada de mujeres de todo el mundo.

Allí sus autoras: Nicole Dunaway (Idea Original & Directora de Proyecto); Julia Napier (Idea Original & Editora); Zhanna Macmillen (Idea Original); Annie-France Charbonneau (Directora Fotográfica), nos permiten conocer mujeres impresionantes, valiosas y valerosas con mucho para decir e inspirar!

http://www.mujeres-argentinas.com.ar/flipbook/index.html#/1/